Tumores hepáticos benignos

¿Qué es?

Los tumores hepáticos benignos son lesiones que asientan en el hígado y que no tienen capacidad de invasión ni de producir metástasis (como ocurre en los tumores malignos). Existen múltiples tumores benignos como son, por ejemplo: hemangioma, hiperplasia nodular focal, adenoma, hamartoma, etc. En muchos casos se presentan en mujeres jóvenes y algunos pueden estar relacionados con la toma prolongada de anovulatorios.

Sintomatología

Los tumores hepáticos benignos no suelen dar síntomas. En ocasiones cuando adquieren cierto tamaño pueden dar dolor abdominal, hepatomegalia (agrandamiento del hígado por encima de su tamaño normal) o incluso notarse una tumoración en el abdomen.

Diagnóstico

La ecografía de abdomen es la prueba inicial, seguida de una tomografía computarizada (TC), pero es la resonancia magnética (RM) la prueba ideal, con un acierto en el diagnóstico cercano al 95%.

Tratamiento

La indicación quirúrgica viene establecida por las dudas diagnósticas, los síntomas graves o progresivos debidos al tamaño del tumor y a la aparición de complicaciones como la hemorragia, rotura y riesgo de degeneración. Es necesario el consejo de un cirujano experto en cirugía del hígado sobre la conveniencia o no de realizar una resección quirúrgica, ya que en muchos casos lo mas indicado es el seguimiento periódico con pruebas de imagen (Ecografía).

La mayoría de las resecciones pueden llevarse a cabo por laparoscopia, en centros expertos y por cirujanos con experiencia, mejorando la recuperación tras la cirugía.

Scroll al inicio