Tumores de vía biliar. Colangiocarcinoma.

¿Qué es?

Los tumores de la vía biliar son lesiones, normalmente malignas, que se originan en el conducto que transporta la bilis (vía biliar) al intestino. El colangiocarcinoma es el tumor maligno más frecuente y puede originarse en los conductos dentro del hígado (colangiocarcinoma intrahepático) o fuera del hígado (colangiocarcinoma extrahepático). Este último puede a su vez dividirse en proximal o distal. Esta clasificación es de suma importancia ya que el tratamiento varía drásticamente en función de la localización del tumor.

Algunos de los factores de riesgo son: sexo masculino, edad, quistes de colédoco, obesidad, alcohol y tabaquismo, entre otros.

Sintomatología

La sintomatología variará en función de la localización del tumor. Algunos de los síntomas más frecuentes son:

  • Coloración amarillenta de piel (ictericia)
  • Picor generalizado (prurito)
  • Coluria (orina oscura) y acolia (heces blancas)
  • Pérdida de peso

Diagnóstico

Para el diagnóstico de los tumores de vía biliar suelen ser necesarias varias pruebas complementarias. Siempre se le solicitará una analítica sanguínea, incluyendo pruebas de función hepática y marcadores tumorales como el CA19.9. La ecografía suele ser la primera prueba de imagen en realizarse, si bien la tomografía computarizada (TC) y la colangiorresonancia magnética (CRM) suelen ser necesarias para confirmar el diagnóstico. En ocasiones se precisa de una tomografía por emisión de positrones (PET-TC).

Tratamiento

La posibilidad de cirugía viene determinada por la extensión del tumor. Tras discutir su caso en el comité multidisciplinar donde se reúnen todos los especialistas involucrados (oncólogos, gastroenterólogos, cirujanos, radiólogos, etc.) se decidirá el mejor tratamiento individualizado. Cuando sea posible, la cirugía se le planteará, ya que es el único tratamiento radical que elimina al completo el tumor. El tratamiento quirúrgico varía en función de la localización del tumor.

En el tumor de vía biliar intrahepático (tumor en los conductos de la bilis dentro del hígado) el tratamiento quirúrgico normalmente precisa la extirpación de un segmento grande de hígado (hepatectomía mayor) y una linfadenectomía (extirpación de los ganglios) regionales.

En el tumor de vía biliar extrahepático proximal (Colangiocarcinoma Hiliar o tumor de Klatskin) el tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación completa del tumor de la vía biliar, extirpación de la vesícula biliar y anastomosis de la vía biliar al intestino delgado (hepaticoyeyunostomía en Y Roux), así como una linfadenectomía.

En el tumor de vía biliar extrahepático distal (colangiocarcinoma de tercio distal) el tratamiento quirúrgico consiste en la duodenopancreatectomía cefálica o técnica de Whipple que consiste en extirpar una parte del estómago, la vesícula biliar, una parte de la vía biliar, el duodeno, la primera parte de intestino delgado y la cabeza del páncreas. Esta cirugía precisa además varias anastomosis (suturas) para reestablecer el flujo biliar, pancreático, gástrico e intestinal.

Algunas de estas intervenciones se pueden realizar por laparoscopia, sin embargo, otras precisan incisiones más grandes (laparotomía).

Scroll al inicio