Cirugía de vías biliares

La cirugía de la vía biliar comprende un conjunto de técnicas quirúrgicas de alta complejidad que requiere para su realización de un conocimiento anatómico preciso, instrumental específico y una gran experiencia quirúrgica. Por ello solo debe realizarse por cirujanos expertos en centros especializados que dispongan de comités multidisciplinares (donde se discuten casos por cirujanos, gastroenterólogos, radiólogos, oncólogos, etc.).

Las patologías de las vías biliares que requieren tratamiento quirúrgico son las piedras en la vesícula (colelitiasis), las piedras en los conductos de la bilis (coledocolitiasis), los tumores benignos y malignos de la vesícula biliar y de la vía biliar (colangiocarcinoma), los quistes de la vía biliar y las lesiones producidas en los conductos de la bilis tras otras cirugías (normalmente tras extirpar la vesícula – colecistectomía).

Para poder realizar esta cirugía mediante procedimientos mínimamente invasivos es fundamental una experiencia amplia del cirujano en este tipo de abordaje. En este sentido, el Dr. Julio Santoyo ofrece una experiencia única en la ciudad, con más de 30 años de dedicación exclusiva al tratamiento quirúrgico del hígado, páncreas y vías biliares.

Los procedimientos quirúrgicos varían en función de la patología subyacente. La colecistectomía (extirpación de la vesícula biliar) es el procedimiento más frecuentemente realizado en caso de presentar piedras en la vesícula. En ocasiones (quistes de vía biliar y algunos tumores) es preciso extirpar un segmento de la vía biliar y realizar una sutura a un asa de intestino delgado para reestablecer el flujo de la bilis. En otras ocasiones el tratamiento ha de ser más radical y se tienen que realizar cirugías como la duodenopancreatectomía cefálica o técnica de Whipple que consiste en extirpar una parte del estómago, la vesícula biliar, una parte de la vía biliar, el duodeno, la primera parte de intestino delgado y la cabeza del páncreas.

La cirugía laparoscópica de la vía biliar en manos expertas permite:

  • Una recuperación tras la cirugía mejor
  • Menos dolor postoperatorio
  • Menor estancia hospitalaria
  • Disminución notable de las cicatrices
  • Una reincorporación laboral más precoz
  • Mismos resultados oncológicos y en términos de seguridad que mediante cirugía abierta convencional

En el centro Vithas Málaga más del 90% de los procedimientos de cirugía biliar se realizan por vía laparoscópica.

Las enfermedades que más frecuentemente tratamos en la práctica clínica habitual son las siguientes:

Scroll al inicio